miércoles, 27 de abril de 2011

CAMPAÑA DE ANILLADO PLAYERO ROJIZO

Aqui un resumen de la exeriencia que vivimos en Las Grutas como voluntarios en la campaña de anillado y toma de datos cientificos del playero rojizo


Gracias Florencia por la edición






video

martes, 5 de abril de 2011

Martes 5 de Abril Anillado de Playeros Rojizos

En la vorágine de cocinar y hacer cosas el grupo que tenia que hacer diez pizas para el almuerzo de mañana termino haciendo 23 pizzas¡¡¡¡…. Mercedes estaba roja del calor del honor. La cargábamos diciéndole que parecía un playero rojizo con el plumaje reproductivo…
El otro grupo cocino un guiso de arroz, mientras el resto se terminaba de bañar y limpiar sus cosas.
Terminamos las pizas y se guardaron en las heladeras de los departamentos, listas para ser usadas mañana. Nos reunimos a cenar, llego Fabián quien nos acompaño en la comida.
Antes de dormir al grupo 3 formado por Mica Campos, Luciana Ceballos, Ana Laura, Belén Schiapa, y Florencia barros, realizaron la presentación del cuento de Horacio Quiroga la abeja haragana, con unos títeres de cartón muy bonitos.
Al final hicieron una reflexión y charlamos los que al otro día haríamos. Gustavo nos conto que había decidido que no todos estaremos en todo el proceso de trabajo con las aves playeras debido a que éramos muchos y la tarea era muy delicada. Se elegido a los 7 que estaban del año pasado para estar en el lugar, una vez que se disparara el cañón y se capturen las aves nos llamarían por teléfono para que nosotros fuéramos al lugar y así pudiéramos participar.
Hicimos una oración de buenas noches y nos fuimos a dormir.

Lunes 4 de Abril

Nos levantamos temprano a las 8:00, nos empezamos a preparara algunos se dedicaron a preparar las pizas cortándolas y metiéndolas en tupper para el almuerzo.
Fabián llego a las 9:00 y más o menso a las 10:30 tomamos el colectivo al Muelle San Antonio.
Recorrimos el lugar, a gente de prefectura nos dejo entrar, la amera estaba subiendo y pudimos ver los barcos que comenzaban a flotar. Después de una media hora llego un barco pequeño pero no traía peces, se había vuelto por el mal clima en el golfo. Luego llego otro más grande este si traía peces. Nos fuimos almorzar las pizas al balneario, y cuando empezaron a descargar los peces nos fuimos a ver. Apareció un lobo marino y todos queríamos verlo. Los del barco nos dieron unos peces para atraerlo y se acerco muy cerca nuestro y le pudimos sacar fotografías.



El prefecto nos explico cuales eran las condiciones de trabajo de los marineros, y los sistemas de seguridad que utilizaban y como la prefectura actuaba ante las emergencia.
Luego nos fuimos a ver aves, pudimos ver gaviotas cocineras y pitotoy este último no lo pudimos ver en latitud 40.
Luego merendamos y tomamos el colectivo, el grupo que tenía que quedarse bajo en la casa de Patricia Gonzales y el resto siguió a las grutas para juntar caracoles y bivalvos en la playa y poder clasificarlos. En la casa de patricia había muchas gente y nos explicaron cual sería nuestra tarea. Consistiría en llevar las aves desde la red hasta las keeping cages y al que se anime anillar. Tarea muy delicada. No dieron las recomendaciones que había que tener. El resto de los chicos participaría también ya veríamos de que manera.
El grupo 4: Flor Martínez, Emi Zani, Emilia Suarez, Belén Pérez Cocinaron Ñoquis con tuco.
Ya terminamos de comer y el grupo 3 Irene, milena, guada y José nos van a presentar la historia del zorro malvinense.
Basado en el poema de Juan Carlos Chevez en el libro los que se van.

Poema modificado por los chicos:

Yo no se si sabremos
Si eras perro, eras zorro,
O una suerte de lobo.

Pero tu quietud
Y tu piel abrigada
Causaron que tu suerte
Muy pronto fuera echada.

Recuerdos de otros tiempos
Esos piratas rubios
Llegaron a tu aislado y distante terruño.

Cambiaban los lenguajes,
Mudaban las banderas,
Pero nunca ocultaban
Esa intención primera.

De quedarse con todo
De llenarlas de ovejas,
de acusarte de plaga
aunque desaparezcas.

Y asi nos encontramos
Privados de tu estampa,
Sin las Islas Malvinas,
¿Tu piel? … En Inglaterra.

Y este es el cuento que escribió el grupo para representar la historia trágica del zorro lobo malvinenese. :

Hoy me levante más temprano de lo normal. Todos a mi alrededor dormían. En ese momento me di cuenta que en el grupo éramos muchos menos, y siendo sincero, eso me preocupo bastante. Tenía mucha hambre como para quedarme pensando que es lo que estaba sucediendo, por lo tanto, emprendí rumbo hacia la costa, en busca de alimento.
Decidí ir por un camino distinto, algo nuevo. Esquive varios senderos y salte varias trampas. En un momento algo me detuvo, no sé si fue miedo o prudencia. Pensé analizar el lugar en el que estaba; después de unos minutos llegue a la conclusión de que el camino que estaba recorriendo no me llevaba a la costa, por lo tanto volví sobre mis pasos y tomé un camino seguro.
Una vez que llegue a la costa, pensaba comer alguna ave garroñera, pero como no encontré ninguna, me tuve que conformar con comer algunos mariscos.
Por la posición del sol, supuse que mi grupo ya iba a estar despierto, asique decidí volver.
Cuando me encontré a unos 15 km aproximadamente, pude divisar un grupo bastante numeroso de humanos alejarse de donde había visto por última vez a mi manada.
Un escalofrió recorrió todo mi cuerpo. Mis patas empezaron a moverse cada vez más rápido. Creo que en menos de 5 minutos ya me había acercado lo suficiente. Fue allí cuando vi a dos humanos que todavía rondaban el lugar. Sabía que mi vida y la de los demás corrían peligro.
Trate de comunicarme con mi manada pero no encontré respuesta alguna. Cuando fue así, que mirando a campo abierto vi a mis compañeros ser arrastrados sin vida, por los humanos, viendo esto enfurecí y quise cobrar venganza. Ahí fue, cuando vi pasar frente a mis ojos, el último pasto.



Martes 5 de abril:
El relato de hoy va a estar dividido en dos.
Primer parte: Hoy nos levantamos mas tarde de lo normal (9:30, creo) porque nosotros no teníamos nada programado para hacer.


Nos levantamos y Ana nos aviso que los chicos nos habían dejado una sorpresa para el desayuno que bajemos rápido a desayunar. NOS HABIAN DEJADO WAFFLES!
Bueno, después del desayuno nos cambiamos todos y empezamos a ordenar los departamentos.
Mientras ordenábamos íbamos pensando que podíamos hacer para retribuirles la buena acción. Primero habíamos pensado en muffins, pero nos dimos cuenta que nos iban a salir demasiado caros, por lo tanto decidimos hacerles torta fritas.
Como era temprano para empezar a amasar las tortas fritas, se abrió una peluquería en uno de los departamentos. Flor Martínez le empezó a hacer trenzitas en toda la cabeza a Mica Núñez (le quedo genial!) pero antes le había planchado el pelo a Mercedes y le había hecho trenzas a Guada y a Milena. Emilia le plancho el pelo a Anable y Marina me lo plancho a mí.
Almorzamos pizzas. Después de comer empezamos a amasar en el departamento más grande y al poco tiempo empezamos a freír.
El grupo que se fue a vuelo latitud 40 se dividió en dos uno fue hacia el lado de las grutas por la playa junto a un oficial de prefectura y el otro hizo lo mismo pero para el lado de San Antonio. La tarea impedir que la gente entre en la zona de disparo de la red cañón.
Desde las 10:00 hasta las 14:oo aproximadamente los grupos estuvieron allí al rayo del sol, que este día calentó muchísimo. Después de muchas idas y venidas de la gente encargada del disparo y de ver volar unos 2500 playeros varias veces se decidió suspender la captura para mañana miércoles. Pudimos ver algunos anillos y banderillas con los telescopios junto a Patricia y a uno de los guardas. Estaban todos los científicos. Almorzamos a las 16:00 y tomamos el colectivo para la casa.
Tipo 5 llego Gustavo con los chicos. Nosotros los estábamos esperando con las tortas fritas, tereres y mates.
Después nos fuimos todos juntos a la playa. Algunos (muchos) se bañaron, jugaron guerra de barro, otros sacamos fotos y otros se quedaron tomando mate.
Tipo 8, caminamos por la playa hasta la bajada tres y ahí subimos a caminar por la peatonal. Entramos a varios negocios a ver chucherías. Volvimos a los departamentos y Mercedes y Anabel se pusieron a cocinar, Gustavo empezó a organizar las actividades de mañana. El grupo cuatro (Florencia Martínez, Emilia Suarez, Emilia zanni) organizar la actividad que le dio Gustavo. El resto hicieron cosas distintas.
.

domingo, 3 de abril de 2011

DOMINGO 3 DE ABRIL 2011 BAHIA SAN ANTONIO

“Supo con experimentada facilidad ,
Que ya no era solo huesos y plumas
Sino una perfecta idea de libertad y vuelo”




Hola, acá estoy de nuevo, retomando la escritura.
Después de que todos se levantaron y desayunaron partimos con rumbo a la playa, lugar que Belén Pérez todavía no conocía.
Allí, caminamos, sacamos fotos y cantamos. Pasado alrededor de una hora de caminata, Gustavo nos señalo un lugar para sentarnos a almorzar.
Luego del almuerzo siguieron los mates, las fotos, las charlas y los cantos. A su vez empezaron los juegos de cartas, la distinción de distintas aves y los juegos con arena. Ah, me olvidaba de contar que algunos, como por ejemplo Pia, se acomodaron y se durmieron una pequeña siesta.

Tipo tres, emprendimos caminata por la playa hasta Latitud 40. Latitud 40 es el centro de interpretación de la naturaleza que tiene la fundación inalafaquen. Allí nos recibieron, nos dieron una charla y nos pasaron un video. Sobre el trabajo que realizan los biólogos con las aves playeras especialmente con el playero rojizo.
A esta altura de la tarde (eran las 18:00) ya estábamos todos durmiéndonos parados prácticamente.

Tipo 20:00, cuando nos terminaron de dar las charlas, nos teníamos que volver. La idea principal de Gustavo era volverse caminando pero como ya estaba bastante oscuro lo convencimos de volvernos en colectivo por lo tanto rumbeamos hacia una parada de colectivo, la cual quedaba bastante lejos. Allí, surgieron cantos, juegos y como no podían faltar continuaron las fotos.
Llegamos (destruidos, pero llagamos) a los departamentos y cada “grupo de convivencia”, vamos a llamarlo así a los grupos de departamento, entro a su departamento y empezó a organizar sus cuartos.
Luego comimos unos riquísimos fideos hechos por Anabel y mercedes unas milanesas que sobraron del mediodía.
Más tarde el grupo uno, compuesto por Pia, Matias, Tomas, Marina y Mica Nuñez nos presentaron un material que Gustavo les había dado sobre el playero
Eran los 12:30 y cada uno estaba en su cama “durmiendo”.

Domingo 3

7:30 Y TODOS ARRIBA! Increíble pero bastante real.
8:00 todos estábamos desayunando en el departamento más grande. Mica Campo, Emi Zanni y Ana Laura nos prepararon unos waffles riquísimos para desayunar.
Eran las 9:00 y ya estábamos listos para ir a Latitud 40, donde hoy nos estaba esperando, para recorrer.

Fuimos a Latitud 40 caminando al lado de la ruta, y esta vez se nos hizo muchísimo más corta y liviana la caminata. Allí visitamos el centro de visitantes donde nos guiaron por el lugar. El centro es bellísimo, todo muy bien armado y con un guión que nos invita a imaginar que somos playero y volamos por todo el continente recorriendo 15.000 km y atravesando muchísimos paisajes y problemas para llegar finalmente a la zona de descanso. Al salir pudimos subir al sector dode se observan las aves desde un gran ventanal con telescopios. En varios momentos los playeros volaron formando intrincadas formas en el aire mágicamente coordinadas.

Volvimos al centro en colectivo (a esta altura ya eran las 13 y algo), pero esta vez tomamos el colectivo al frente de Latitud 40 (nada de andar caminando de más al pedo). Nos bajamos más o menos cerca de la segunda bajada que es a donde teníamos que ir porque nos iban a dar una charla sobre cetáceos.
La charla estuvo sumamente interesante,. Nos contaron como estudiaban las ballenas francas y los delfines a través de sus rugosidades y aletas.
Luego (ya eran las 4), a Anabel se le ocurrió que en vez de volvernos a los departamentos a almorzar, aprovechemos el sol y bajemos a la playa.
En la playa, algunos armaban castillitos de arena, otros jugaban al futbol, otros escuchaban música y observaban y otros jugaban a hacer morisquetas sobre la arena. Pasado un tiempo, llegaron Anabel y Gustavo con donas! QUE ALEGRIA PARA NUESTRAS PANZAS!

Todos murmuraban que como era la primera vez de Belén Perez en el mar había que “bautizarla” tirándola al agua, pero nadie se animaba porque si alguien la tiraba, ese alguien, seguramente también iba a caer al agua. En un momento, nos estábamos por sacar una foto todos juntos con el mar de fondo, termino Gustavo de sacar la foto y dijo “listo, agárrenla”. Eran cuatro chicas intentando tirar a Belén al mar. Después de 5 minutos, Belén recibió su bautismo (no me acuerdo porque ni como fue, pero Milena Martínez también termino en el agua).
Al poco rato volvimos a los departamentos y cada uno se fue a bañar.
Hoy cocina la cena el grupo tres, Guada Leiva, Mile, Jose nuñez y yo. Nos toca cocinar guiso, creo. Y el grupo uno, Matias, tomi, Pia, Marina y Mica N, van a empezar a cocinar el almuerzo de mañana. Van a cocinar Pizzas.
Todavía no sé qué vamos a hacer mañana, pero espero que no nos tengamos que levantar muy temprano.

sábado, 2 de abril de 2011

Diario de Viaje


Principio del viaje: Me acabo de levantar y Gustavo “me pidió” que empezara a escribir, acá voy…
Emprendimos nuestro viaje el viernes 1 de abril. La hora estimulada de salida era a las 22:45 pero entre idas y vueltas (Gustavo, se olvido de pasar a buscar por la policía el listado con la autorización de todos los padres. Gustavo tenía que ser…) terminamos saliendo alrededor de las 23:30, obviamente la cara del chofer no era la más linda.
Una vez arriba del colectivo… subimos y estaban muchos de los pasajeros (imaginen que nosotros éramos alrededor de 23 personas, es decir ocupábamos más o menos la mitad del colectivo) durmiendo. Pasados 5 minutos de nuestro abordo, los pasajeros ya se habían jactado de nuestra presencia y tampoco nos miraban muy lindo que digamos.
Arriba del colectivo empezaron las fotos, los chistes y las charlas. A la hora, más o menos, nos apagaron las luces (creo que ya nadie nos bancaba mucho). Bueno, algunos seguían charlando pero más bajitos, otros sacamos los celulares y empezamos a escuchar música y otros sacaron la milanesa y le dieron al morfi (si, hablo de José Nuñez). Creo yo que a los 20 minutos ya estábamos todos durmiendo. Agradecidos los pasajeros.
Tipo 4 y algo, Belén Pérez, con autorización de Gustavo, nos empezó a despertar a todos diciéndonos que ya estábamos llegando. Y si, ya estábamos llegando.
Apenas freno el colectivo ya nos estábamos bajando todos, y como era de esperarse el colectivo prácticamente se vació. Llagamos y la brisa “fresquita” de Las Grutas nos dio la bienvenida.
Eran las 5 y algo cuando nos encontramos todos caminando rumbo a los departamentos, los cuales, según Gustavo, estaban “a dos cuadras”. MENTIRA! Fueron más de dos cuadras por calle de piedra, cargando cada uno con sus bolsos y con las cajas que nos habían tocado cuidar.
Listo llegamos a los benditos departamentos (realmente los departamentos son hermosos y muy bien organizados) y nos empezamos a separar en grupos de departamentos. Quedaron los varones en un departamento, 5 chicas, mercedes, flavia y los dos hijos, en un departamento y las demás chicas y Anabel en otro.
Gustavo y los chicos se deben haber levantado alrededor de las 9 y algo. Guada, Milena, Mercedes y yo (irene) nos levantamos a las 9:30, mas o menos y nos vinimos a desayunar con los chicos.
En este momento se están levantando todas y Gustavo está armando grupos para actividades.
Después supongo que alguien seguirá escribiendo en este diario. No, mentira, sé que voy a terminar escribiendo yo, pero no importa, me gusta.